jueves, 16 de abril de 2015

JOHN COLTRANE – “Interstellar Space”: viajando a través del tiempo y del espacio


Desde que JOHN COLTRANE empezó a volar solo siempre estuvo en un viaje constante. Un viaje hacia otra dimensión, una ascensión hacia el amor supremo, hacia el más allá, hacia el sol y hacia el espacio. La espiritualidad hecha música a través de una libertad narrativa cada vez más acusada y un mundo interior cada vez más atormentado. Pero en este viaje COLTRANE adoleció de una tripulación que estuviese a su mismo nivel creativo y espiritual. El cuarteto clásico de McCoy Tyner, Elvin Jones y Jimmy Garrison hace tiempo que no funcionaba y las nuevas incorporaciones de su mujer Alice Coltrane y el alumno aventajado Pharoah Sanders, aún estaban muy verdes. Sin embargo COLTRANE sí encontró a alguien a su mismo nivel tras los parches: Rashied Ali. El baterista conseguía no solo “seguir” a COLTRANE sino potenciarlo y construir un lenguaje propio mientras Trane divagaba. Por eso no es de extrañar que Trane eligiera 1967, ya en sus últimos momentos, como el momento para crear “Interstellar Space”, un viaje a través del tiempo y del espacio en el que se encuentran solos Trane y Ali.

La ausencia de otros instrumentos que con acordes y armonías tejieran una red para evitar el abismo, hace de la escucha de “Interstellar Space” toda una heroicidad, convirtiéndolo en un disco pionero y arriesgado, difícil y austero, punzante y corrsivo. Trane crea, Ali crea, ambos confluyen y tenemos el mejor diálogo entre dos músicos. Una melodía, un momento de relax, la absorción en la improvisación, la excitación, la intensidad… “Interstellar Space” es un continuo contraste. Un solo extendido para Trane y Ali, sin grandes ideas preconcebidas, solo dejarse llevar por la inspiración y el sentimiento. Cuatro composiciones concebidas originalmente, “Mars”, “Venus”, “Jupiter” y “Saturn”, a las que se les añadió, puesto que el disco no fue publicado hasta 1974, otras dos tomas más, “Leo” y “Jupiter Variation”. Todas ellas comienzan con el sonido de los cascabeles de COLTRANE anticipando el ascenso al espacio, con una melodía más o menos profunda y envolvente, en donde Ali empieza a construir los cimientos rítmicos y finalmente COLTRANE se deja llevar y construye una historia a través de la improvisación que mezcla el exceso con la benevolencia, acabando nuevamente con los cascabeles que decretan el final del viaje.

“Mars” y “Venus” son contrapuntos. La primera es excesiva, fulgurante e intensa, con un COLTRANE desatado de una forma creciente, preparando el terreno para el éxtasis improvisatorio mientras Ali crea su propia historia de polirritmos y cambios. La segunda es más sentida, reposada y contemplativa, con un Ali excepcional con las escobillas. Construyendo la melodía principal a partir de un himno muy en la onda “A Love Supreme”. En la segunda cara “Jupiter” y “Saturn” son también las dos caras de la misma moneda. “Jupiter” roza la violencia sonora, COLTRANE llega al máximo del rango cromático de su instrumento y no hay ni un momento de relajación en su lenguaje, y Ali lejos de sentirse abrumado sabe interactuar a la perfección, ofreciendo a Trane la pegada justa en cada momento. “Saturn” comienza con Ali en solitario, demostrando su maestría en el uso de su instrumento y dejando espacio para que Trane entre de una forma muy clásica, muy Blues, con unas armonías que se basan levemente en “MR P.C.”. El propio Ali está muy despierto y ofrece un acompañamiento acorde. Pero el exceso improvisatorio también llega, como a lo largo de todo el disco. Los extras nos ofrecen “Leo”, cuyo inicio modal nos introduce en otro momento de furia descontrolada y “Jupiter Variation”, que como su nombre indica es otra versión de “Jupiter”, quizás más controlada.

JOHN COLTRANE volvió a demostrar muchas cosas en “Interstellar Space”. Demostró que la ausencia de un colchón armónico no tiene que ser impedimento para lanzarse al vacío e improvisar. Demostró que podía haber otros músicos a su altura espiritual y técnica capaces de crear y no solo acompañar. Demostró que el dúo saxo-percusión podía tener algo que decir. Demostró que se puede ser profundo, melódico, sentido… y exuberante, excesivo, intenso a la vez… Demostró tantas cosas que Impulse no se creyó preparado para mostrar esto al mundo y guardó estas sesiones durante casi 7 años. Una vez más COLTRANE fue un visionario y se adelantó a su época.

"Mars"



“Venus”



“Saturn”



“Jupiter”


3 comentarios:

  1. Inmenso. Solo apto para muy amantes de la última época de Coltrane. Gran trabajo de Rashied Ali. Prefiero otros discos de la última etapa pero este se sale. Criticaza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cariño ,necesitamos reviewer.Ahora proporcionamos el cargador de mando ps4,las herramientas de coche.Por favor, contacta conmigo via email,mi email:TinaFonda@126.com. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola cariño ,necesitamos reviewer.Ahora proporcionamos el cargador de mando ps4,las herramientas de coche.Por favor, contacta conmigo via email,mi email:TinaFonda@126.com. ¡Saludos!

    ResponderEliminar