martes, 22 de mayo de 2018

SICK OF IT ALL - "Based On A True Story": simplemente lo que se espera



Después de 20 años dando cera y sirviendo de inspiración para grandes y pequeños, ¿alguien espera ser sorprendido por SICK OF IT ALL? ¿Alguien espera que se reinventen? Es más, realmente ¿alguien quiere que lo hagan? Yo personalmente no. Cuando como un cocido, quiero que tenga garbanzos, panceta, chorizo, grasa por todas partes... el puré de lentejas servido a temperatura variable con ralladura de menta, prefiero dejarlo para adalides de la investigación como Adriá y compañía. Paralelismos culinarios a un lado, “Based On A True Story” es un nuevo trabajo de SICK OF IT ALL, segundo en las fauces de Century Media después del notable “Death To Tyrants” y su intensidad sigue sin moverse ni un ápice, aunque donde estos veteranos siguen siendo dioses es en directo, de eso no cabe duda.

Donde otros ven Metalcore, SICK OF IT ALL hace Hardcore neoyorkino del bueno: nada de parones, ni de segundas voces, ni estribillos metidos con calzador... iba a decir una vulgaridad, pero dejémoslo en que SICK OF IT ALL no le tienen que demostrar nada a nadie, pues son unos de los padres de esta historia, y cualquier pedorreta suya le da mil vueltas a los grupos actuales. ¿Y en qué se traduce todo esto? En energía pura, coros, potencia, sencillez de elementos, momentos hímnicos (imposible quitarse de la cabeza “Dirty Money”, con la que cierran de forma magistral el disco)... Y como único elemento de “modernidad”, una producción adaptada a las circunstancias, orientada hacia el terreno metálico pero en su justa medida, sin robar protagonismo a la agresividad y a la excepcional voz de Lou Koller, al que el adjetivo de “hardcoreta” le viene pequeño. Así, Tue Madsen, que también produjo “Death To Tyrants” y que ya tiene experiencia con otros grupos Hardcore, le da el toque de actualidad y evolución, al inmovilismo básico de SICK OF IT ALL, pero en lo demás, simple y llanamente puro Hardcore.



La última frase puede tener sus pros y sus contras. Al ser simplemente un capítulo más en SICK OF IT ALL, “Based On A True Story” (por cierto, los madrileños HABEAS CORPUS les deben estar pidiendo derechos de autor por el uso del título...) puede palidecer con obras pretéritas del propio grupo o no resultar nada excitante para los que no tengan al combo en su lista de imprescindibles. En el otro lado de la balanza, uno sabe de antemano que “Based On A True Story” le va a gustar y su mayor o menor calidad viene dada no por su novedad, sino por el grado de inspiración del grupo, es decir: la energía que consiguen transmitir con nuevas composiciones por muy lineales que puedan parecer, que no lo son. Analizado así, y en comparación con “Death To Tyrants”, creo que “Based On A True Story” está a la altura, algo menos compacto, más irregular en el mantenimiento de intensidad entre canciones, pero en general un digno sucesor y nada que pueda defraudar a los seguidores de SICK OF IT ALL ni a los que quieran escuchar auténtico Hardcore neoyorkino.

Principalmente se nota un intento de variar los tempos. No todo va a piñón y dentro del continuismo estructural, saben combinar bien los elementos básicos. Temas de pura adrenalina como “Death Of Jail”, “Bent Outta Shape” o “Watch It Burn”, se entrelazan con otros más groovies como “The Divide” o “Waiting For The Day”, este último con un ramalazo clásico fantástico, gracias a los coros y a un cariz más melódico que puede recordar a primerizos del Hardcore melódico. Y ya no digamos los himnos, el citado “Dirty Money”, “Lifeline” o sobre todo “A Month Of Sundays”, nuevamente con ese aire más clásico y coreable que en directo debe ser dinamita. Esto genera altibajos en la escucha, pero también variedad, con lo que ambas características se complementan y hacen de “Based On A True Story” un disco a la altura de la calidad de SICK OF IT ALL, que insisto, poco o nada tienen que demostrar a estas alturas de la película y muchos deberían aprender de ellos, ya estén en discográfica grande, pequeña, se autoediten o pasen desapercibidos. Cuestión de entrega y dedicación, supongo.

En definitiva, “Based On A True Story”, líricas a un lado, y para acoger los tópicos típicos del género, es simplemente: un puñetazo en la cara de Hardcore de NYC. Una vez más, ya lo dijo Stockhausen, tres acordes dan para mucho, y SICK OF IT ALL son maestros en eso. ¿Revolucionarios? para nada, pero una vez más, ahora me apetece comer un buen cocido, con todos sus pros y sus contras, mañana ya hablaremos de la vichyssoise (o como se diga).

(Crítica publicada también en: http://www.rocktotal.com)

miércoles, 14 de marzo de 2018

HAEMORRHAGE - "The Kill Sessions": Ramón, deja correr las cintas!


En el mundo del Grindcore y sus alrededores en España siempre ha habido buena savia: MACHETAZO, DENAK, LOOKING FOR AN ANSWER... y cómo no HAEMORRHAGE, uno de los grupos con más solera de nuestro país. La banda madrileña no hace ni un año que editaba su último trabajo completo, “Apology For Pathology” que ya comentara mi compañero Juanma Rubio en esta web, y ya se ha envuelto en una avanzadilla de lanzamientos paralelos que engrosan su lista de EP´s y compartidos.



El caso que me ocupa es bastante especial para la banda. Tratando de emular a las míticas Peel Sessions (de ahí el nombre del trabajo), HAEMORRHAGE anunció en su MySpace que iba a regrabar una serie de temas clásicos de su discografía a la elección de sus fans. Las respuestas no se hicieron esperar, y meses después sale a la luz “The Kill Sessions”. Para darle un punto de reto añadido, el grupo de Luisma, Lugubrious y compañía se metió en los estudios CATA (Centro de Arte y Tecnología Argüelles) de la SGAE, lugar que había acogido hasta orquestas para bandas sonoras, y que era el sitio adecuado para el “falso” directo en que consiste este trabajo, emulando así lo más posible a aquellas sesiones que reunieron a finales de los ochenta a NAPALM DEATH, EXTREME NOISE TERROR, BOLT THROWER, y demás luminarias inglesas. Sacando a la luz el resultado final en ediciones limitadas en CD, vinilo y picture disc (este último una auténtica maravilla), “The Kill Sessions” se convierte en una pieza de coleccionista ideal para empezar a conocer a la banda y todo un regalo para sus fans.



La selección de temas me parece muy adecuada, conteniendo piezas de todos sus discos completos en estudio, los diez cortes presentados en “The Kill Sessions” dan un buen repaso a los más de quince años de historia de la banda, que junto con la inminente edición de todos sus EP´s y discos compartidos en un recopilatorio, se convierte en una ocasión única para completar la discografía del combo y rendirles un autohomenaje merecido. Himnos como “I´m A Pathologist” (uno de mis favoritos tanto en disco como en directo), la gloriosa “Anatomized” (regrabada varias veces en la carrera de la banda) o la no menos divertida “Decom-posers”, se mezclan con temas de su discografía más actual como “Mortuary Riot”, del “Morgue Sweet Home” o “Furtive Dissection” de su último trabajo “Apology For Pathology”. Desde mi punto de vista le deberían de haber dado un poco más de cancha a los temas más antiguos frente a los de sus últimas obras, más que nada porque es una oportunidad única para escucharlos con un lavado de cara en lo que a producción se refiere, máxime teniendo en cuenta que la edición del último disco de HAEMORRHAGE es muy reciente, sin embargo, comprendo que tal y como lo han dejado, es una manera ideal de no renegar de ningún disco de la banda y contentar a todos por igual.

Pero lo más llamativo sin duda de todo el trabajo, además de las presentaciones de las tres ediciones (en especial como ya he comentado la del picture disc que es buenísima), es el sonido conseguido. Evidentemente reproducir la sensación de sus directos es imposible, ya no digo en el aspecto visual en donde “Lugubrious” es insustituible con toda su parafernalia médica y poses a cada cual más increíble, pero aún así HAEMORRHAGE ha conseguido sonar tan poderosos como en un concierto, con la limpieza y el detallismo de un buen estudio. Los temas de “Grume” y “Emetic Cult”, los dos primeros discos del grupo, suenan como nunca y realmente se les saca una nueva dimensión, convirtiéndose “The Kill Sessions” en un complemento ideal para los discos del grupo, como si hubieras contratado un concierto privado en tu salón.



Mientras esperamos impacientes a un nuevo lanzamiento completo de la banda, “The Kill Sessions” se convierte en algo más que una mera curiosidad. Un disco hecho por y para sus muchos seguidores, repartidos por toda Europa, en especial en Alemania donde tienen un estatus bastante reconocido (tristemente más que en España), y que no debe faltar en ninguna discoteca de un aficionado al Grindcore de vieja escuela, tanto fueras conocedor previo de la carrera del grupo como si es la primera vez que te acercas a sus sonidos.

(Crítica publicada también en: http://www.rocktotal.com)

martes, 13 de marzo de 2018

THE END - "Elementary": entre dos aguas y épocas.



Después de 3 años desde su debut, había ganas de volver a escuchar a los canadienses THE END. Si en aquella ocasión se desmarcaban como unos alumnos aventajados de bandas esquizofrénicas como THE DILLINGER ESCAPE PLAN, en esta ocasión la banda ha conseguido dar una vuelta de tuerca a su sonido hacia nuevas influencias, con un resultado final bastante bueno.

Los riffs entrecortados de inspiración cercana a MESHUGGAH y los fraseos jazzísticos a lo THE DILLINGER ESCAPE PLAN se mantienen, pero ahora miran hacia terrenos más controlados de locura, donde un nombre aparece como influencia fundamental sobre el resto: TOOL. Aunque la voz sigue siendo puramente Hardcore y rabiosa, mezclada con pasajes oscuros y melancólicos donde Aaron Wolff nos muestra una faceta cálida y a la vez conmovedora, ahora las estructuras de las canciones están mucho más elaboradas, con un aura mucho más progresiva, y una forma de ejecutar las guitarras que hará que los ya citados TOOL aparezcan una y otra vez en nuestras mentes. Otros nombres como NEUROSIS, ISIS o CULT OF LUNA vendrán en algunos pasajes, pero está claro que THE END buscaba un nuevo sonido y aunque aún le falta desmarcarse con una personalidad más propia, el trabajo final es muy bueno.

La producción es magnífica, sabe dar el punto justo de potencia y claridad para que los temas no saturen pero se pueda disfrutar al máximo de todos los detalles, y esto ya es un punto a favor pues el peso instrumental de este disco es fundamental. Las guitarras, dentro de su aparente estatismo, se entrecruzan mil veces, mientras el bajo llena los espacios y la batería nos lanza ritmos matemáticos que parecen ejecutados por un robot. Música donde la improvisación es mínima, donde todo está planeado al milímetro, sin por ello olvidar la parte emotiva del asunto, algo que se deja en manos de Wolff y sus variados registros. Globalmente “Elementary” se puede resumir con una palabra: completitud. THE END ha conseguido en este disco que nada sobre ni falte; los miembros del grupo han conjugado todos los elementos de manera que las sensaciones que transmite el trabajo son diversas y lo suficientemente amplias como para que sea dirigido a un amplio público y a la vez nunca tengas la sensación de dispersión de ideas.



El resultado es un viaje cargado de colorismo desde el corte de apertura, “Dangerous”, probablemente el que más descaradamente recuerda a TOOL. Parecerá que estás ante una nueva versión de “Lateralus”, sino fuera por el trabajo vocal más agresivo y los riffs más contundentes. Sin embargo, a pesar de esta poderosa influencia (que se volverá a repetir en “Throwing Stones”), se convierte en uno de los cortes más estimulantes del trabajo, en perfecta armonía con la parte más tranquila de la banda, que es para mí lo mejor de “Elementary”. Temas como “The Never Ever Aftermath” o la sublime “The Moth And I”, unen la música matemática e hipnótica del grupo, con una emotividad que realmente consigue transmitir sensaciones al oyente. La voz de Wolff se vuelve agónica y melosa a un tiempo, pero no buscando la melodía fácil. Ya en la segunda mitad del disco hay un par de joyas que sorprenden y aumentan la variedad: “Awake?”, que se convierte en un tema más agresivo y técnico que el resto, cargado de disonancias y juegos instrumentales que llegan a sonar al Metal Extremo en algunas partes, y la escogida como cierre, “And Always...”, que llama la atención por ser un corte acústico, con piano incluido, largo (casi diez minutos), pero que en ningún momento parece de relleno, incrementando la tensión de manera progresiva. Es más, lejos de ser un mal final, el intimismo que logra recrear hace que “Elementary” te deje con buen sabor de boca. 

THE END engrosa la lista de bandas relativamente jóvenes que dentro de parámetros más o menos vistos anteriormente, tratan de buscar nuevos espacios de experimentación. No se encorsetan en un género en concreto, beben de muchos sonidos y gracias a eso consiguen que el oyente se sienta hipnotizado. Insisto que el único “pero” es que las influencias del grupo son demasiado marcadas, pero si siguen esta línea en el futuro, buscando un sonido más propio, puede que estemos ante un valor en alza. Hasta entonces “Elementary” supone un buen paso adelante.

(Crítica publicada también en: http://www.rocktotal.com)


jueves, 22 de febrero de 2018

UNREAL OVERFLOWS - "Architecture Of Incomprehension": un debut con mucho futuro



Quien diga que de España no salen buenos grupos es que no se ha dado una vuelta por el panorama musical de nuestro país en los últimos tiempos. A consagrados grupos, que no son profetas en su tierra, hay que añadir cada vez a más bandas noveles que están dando qué hablar, cada uno en su estilo: ANGELUS APATRIDA en el Thrash, , CHAOTIC HOPE en el Black, VIDRES A LA SANG en el Death - Black, y ahora los gallegos UNREAL OVERFLOWS, también dentro del terreno del Death Metal, son ejemplos de bandas que, con un poco más de apoyo, y si el negocio musical fuera "justo", estarían a la altura de las grandes bandas, tuteándose con ellas.

El inicio de este debut del grupo natural de Pontevedra, "Paths To The Human Involution" ya llama la atención, con un impresionante sonido y una estructura al más puro "Sound Of Perseverance" de DEATH. Quizás sea la única pega de este trabajo de los gallegos, su influencia muy marcada del triunvirato DEATH, CYNIC y ATHEIST. Pero dejando a un lado la originalidad, no hay duda de que la calidad compositiva de UNREAL OVERFLOWS en este debut es enorme. La producción es cristalina (conseguida en los Space Lab alemanes, donde ya grabaran AVULSED en su momento) y no deja oculto ningún instrumento. Todo se oye con una claridad pasmosa que permite babear a gusto con la técnica del cuarteto.

Los parámetros del disco son más o menos constantes a lo largo de todo el CD, pero consiguen a fuerza de buenas melodías y estructuras muy trabajadas que sus tres cuartos de hora de duración no se hagan para nada pesados. Nada es fruto de la improvisación, y sí de muchas horas de trabajo en el local de ensayo, de tal manera que nada sobra y nada falta en las composiciones de UNREAL OVERFLOWS. Evidentemente las guitarras son las que llevan más el peso de todas las composiciones, bien sean en forma de solos, bien en forma de riffs complejos que se unen entre sí en perfecta armonía. Pero sería injusto no citar la labor de Jorge en los parches, cambiando los ritmos de manera constante, o el propio Zoilo tanto en las voces (quizás un poco constantes a lo largo de todo el disco, si no fuera por los toques más guturales que se encuentran en algunos temas, o alguna voz limpia anecdótica), pero sobre todo con un bajo firme y dominante que rellena todos los huecos, y que siempre está ahí.



La melodía es un elemento muy importante en la música de los gallegos, magníficos temas como "Crematory Of Forgotten Cries", "Breeders Of Credibility" o "In Darkness I Dwell 2005", lo atestiguan, y sirven de ejemplo de cómo se puede ser un maestro de los instrumentos, sin por ello olvidarse de que una buena melodía es casi tanto o más importante. Si bien, a modo de opinión personal, creo que el conjunto habría ganado enteros si en vez de dejar las voces limpias como mera anécdota, hubieran profundizado en este elemento en los temas, con lo que se ganaría en variedad, pues la voz agresiva de Zoilo, como ya he comentado antes, se acaba haciendo algo monótona. No hay que dejar de destacar otras composiciones, como "What To Do When...", una de las más cañeras en lo que a riffs se refiere, sin olvidar unas melodías épicas que rozan la perfección; alguna influencia sueca de la escuela de Gotemburgo que se cuela en la estructura de "Is There Anybody Outside?"; y la magnífica "Pain Of An Afflicted Soul", cuyos riffs y ritmos son imposibles de sacar de la cabeza cada vez que la escuchas.

UNREAL OVERFLOWS, con poco más de un lustro de historia, y presentando su primer disco, "Architecture Of Incomprehension", conseguirán callar muchas bocas. Las de todos aquellos que cuando ven al lado del nombre de un grupo, donde aparece su procedencia, que es español, miran hacia otro lado y prefieren lo que viene de fuera a lo hecho en casa. Y no es ya por reivindicación ni nada parecido, pero no cabe duda que en España hay muchas bandas y algunas de ellas muy buenas. UNREAL OVERFLOWS son de este grupo de bandas, que no debes perderte. Todo un descubrimiento.

(Crítica publicada también en: www.rocktotal.com)

martes, 16 de enero de 2018

El TOP 5 METÁLICO del 2017: Año de bienes.

Siempre que llega el final de año y hay que destacar los discos que más han llamado mi atención sufro de úlcera y de sudores fríos. Empiezo a mirar los cantos de los discos que he comprado que son de este año y digo, anda este, este otro, una joya, buff, qué bueno… y demás interjecciones y expresiones de admiración. Reducirla a cincuenta, veinte… es difícil, pero ya hacerlo a sólo cinco discos es tarea imposible. Así que opto por un sistema objetivo y efectivo. Cierro los ojos y allí a donde va mi dedo, ese es del Top 5 de entre los que previamente he seleccionado y extraído de mis estanterías. Salvo uno, los otros cuatro están colocados en este top por este motivo…

Como uno no se conforma, aunque sólo salen cinco en la lista, no dejo de hacer mención especial al resto… en este caso, con mucha variedad en cuanto a procedencia de bandas, aunque bastante extremismo sonoro en cuanto a su forma de expresarse: ANALEPSY, THE BLACK DAHLIA MURDER, AUDIOLEPSIA, LEPROUS, KRANE, KHMER, MORIBUNDO, LOOKING FOR AN ANSWER, LOSTREGOS, LODO, THROANE, WHITE WARD, OSSERP, SEPTIC FLESH o URSA han sido damnificados, entre otros muchos con no aparecer en el top 5, pero no porque sean menos que los abajo citados, sino por puro azar. Todos ellos se encuentran entre los veinte discos que más veces he escuchado este año o que más me han conseguido impresionar en los últimos meses.

Un año 2017 que creo que ha sido bastante fructífero en cuanto a obras reseñables, con un gran nivel tanto por bandas de toda la vida, como por otras más jóvenes y en lo que a nuestras fronteras se refiere, con una calidad cada vez más contrastada en todos los géneros y bandas que aparecen más entre sellos extranjeros de renombre como Season of Mist, Napalm o Relapse. Los siguientes cinco discos son sólo una pequeñísima muestra y seguro que aún me quedarán otras muchas joyas por escuchar…

CANNIBAL CORPSE – Red before black



El único disco de este Top 5 que tenía clarísimo iba a estar era éste. CANNIBAL CORPSE es una de las primeras bandas de death que escuché y siempre he sido seguidor de su música, pero dejando esto a un lado, objetivamente hablando Red before black es un disco de sobresaliente. Es sorprendente como con el tiempo la mediática banda edita discos como éste que son puro CANNIBAL CORPSE pero no por eso son menos buenos. Solamente se les puede achacar seguir siendo tan fieles a sí mismos en los tópicos de siempre, pero es que a un grupo como ellos no se les pueden colocar letras de otro tipo. Por otro lado echo de menos las portadas de antaño, pero por lo demás, en lo estrictamente musical Red before black es un manual de instrucciones sobre cómo hacer death metal.

La producción de Erik Rutan es por fin adecuada. Siempre he tenido problemas con él detrás de los controles, pero en esta ocasión ha logrado el equilibrio entre oscuridad, profundidad y contundencia. Los temas son rápidos, groovies, con muchas partes thrash, Corpsegrinder sigue siendo él, para bien y para mal, y las guitarras se mueven entre el clasicismo y el tecnicismo a partes iguales. Pocas bandas podrán decir que no están influidas aunque sea minimamente por CANNIBAL CORPSE y sacando discos como Red before black está más que justificado. ¡Qué ganas de verlos en marzo!

TEETHING – We Will Regret This Someday



Los madrileños TEETHING es una de mis bandas predilectas. Desde que los vi hace cinco años, cuando estaban prácticamente recién formados con NAPALM DEATH, me quedé prendado de ellos y de la energía que tenían en directo, especialmente su vocalista Luis y ese portento en los parches que es Álvaro, pero desde entonces split, siete pulgadas o EP que editaban, era algo que esperaba con ansia. Ya iba siendo hora de que editaran su debut, un We will regret this someday que lanza nuevos temas y revisionados de otros antiguos y que es el mejor escaparate para unos herederos confesos de NAPALM DEATH, pero no sólo. Se notan sus raíces de finales de los noventa y tanto en las letras de Luis como en sus tics en escena, uno sabe que el hardcore, el nu metal o el punk forman parte de su bagaje, al mismo nivel que el grind o el death metal de vieja escuela.

Todo eso queda reflejado a la perfección en este debut que es un no parar desde ese inicial one two, one two, fuck you con el que prueban el sonido de su micro y que sirve de apertura, hasta esa oda anti racista que es “White cross inversión”. Energía derrochada sin límites en poco menos de media hora que no ha parado de sonar en mi reproductor en ocasiones prácticamente en bucle. No podían faltar en este top.

IMPLORE – Subjugate



Parece reiterativa en mi lista el que el grind aparezca, pero en el caso de IMPLORE es sutilmente diferente, pues ellos tiran también de death, crust e incluso black para ofrecer un compendio de metal extremo en este segundo trabajo en largo de la multinacional banda, aunque la cataloguen de alemana. Desde que comienza Subjugate uno no puede parar de mover los pies y menear la cabeza, ya estemos ante ataques directos y concisos o temas más influidos por el groove del death metal. Y lo mejor de todo es que han logrado una sensación de directo atroz. Seguramente no me equivoque si digo que este album está grabado a la antigua usanza, dejando correr las cintas.

Algunos preferirán su anterior disco, Depopulation, que era aún más visceral, pero creo que IMPLORE han dado un paso de gigante con este nuevo trabajo en donde todo suena más concentrado y a la vez variado y con el que han conseguido un espaldarazo internacional increíble que les ha hecho meterse en una gira interminable por todo el mundo. Merecido se lo tienen desde luego. Otros que eran imposible no estuvieran en este top aunque solo fuera por lo quemado que tengo su vinilo en casa.

THE OBSESSED – Sacred



SAINT VITUS y THE OBSESSED son junto a TROUBLE y PENTAGRAM algunas de mis bandas de doom rock favoritas de la herencia BLACK SABBATH en EE.UU. Por eso conocer la noticia de que por fin Scott "Wino" Weinrich iba a grabar de nuevo un disco de THE OBSESSED teniendo su homónimo debut y Lunar Womb quemados de tanto escucharlos, me parecía una grandísima noticia, aunque siempre tomándola con cierta cautela pues uno no sabe muy bien nunca por dónde irán los tiros y el grado de inspiración de alguien que lleva casi 40 años en la música y que resucita una banda tan mítica. La cautela se esfumó en cuanto escuché “Punk crusher” y todo lo que construye Sacred.

Este disco es una lección de oscuridad y pesadez doom en su sentido más rockero. Riffs adictivos, ritmos para cabecear una y otra voz y la fantástica voz de Wino que está en una forma portentosa para la edad que tiene. El damnificado es precisamente SAINT VITUS, que lo vuelven a perder en favor de THE OBSESSED, pero así podemos recuperar a una de las bandas más infravaloradas del subsuelo americano y que para cualquier amante del heavy heredero de la etapa ochentera de BLACK SABBATH es ley. Quien llegara así a la vejez…

ARCHSPIRE - Relentless Mutation



Por recomendación de un compañero de esta misma web, me hice con este disco de ARCHSPIRE. Sus laudatorios comentarios y su bagaje musical me hicieron ponerme con Relentless mutation a ciegas, como se hacían antes las cosas y desde el primer minuto se me cayeron los… al suelo. De Canadá tenían que ser… y además en su momento se llamaban DEFENESTRATED, así que uno ya puede tener una idea de cual fue su inspiración primigenia. Pero no, no son una nueva copia de CRYPTOPSY. Este grupo llevan el death metal técnico un paso más allá en barroquismo por parte de los solos, en brutalidad en los riffs, en velocidad y en cambio de estructuras minimalistas, lo que me recuerda mucho a NECROPHAGIST y en parte a OBSCURA y sobre todo a BRAIN DRILL.


Los temas son pequeñas obras maestras tanto a nivel individual (especial mención para un vocalista que debe estar entre los más rápidos a la hora de frasear como es Oli Peters o su batería Spencer Prewett que por momentos parece una máquina supersónica) como de conjunto, mezclando partes clasicistas, con solos ambientales y armonías jazzy, todo ello sin perder el rumbo de los temas ni la brutalidad genérica del grupo gracias a una producción perfecta que pone todo en su sitio. Por sorpresa entró en mi discoteca, pero no por sorpresa sino por méritos propios se cuela en este Top.

Versión extendida del Top 5 publicado en Subterráneo Webzine: TOP 5 - 2017 - SW

martes, 19 de diciembre de 2017

GOLDFISH - "Goldfish": recorriendo los caminos del desierto


Aprovechando que SILENT estaba un poco en barbecho (aunque según tengo entendido este verano grabarán su tercer trabajo), César y Josep, ambos miembros de la banda catalana, y en compañía de Aleix (hermano de Josep), Dani y Toni, han decidido poner sobre un trozo de plástico un puñado de temas en donde dejan fluir todas sus influencias más “desérticas” y pesadas, dando lugar a este trabajo homónimo de GOLDFISH.

Si en la entrevista que le hice en estas mismas páginas a SILENT, Josep y César nos comentaban su apego por gente como KYUSS, GOLDFISH es la confirmación de que estas influencias están muy metidas en el subconsciente del quinteto catalán. KYUSS, QUEENS OF STONE AGE y un ligero toque alternativo de los nunca bien valorados ALICE IN CHAINS, convierten a “Goldfish” en un disco de sonidos Stoner, de tonalidades rojizas, de olor a desierto... Todo ello gozando de un sonido bastante bueno, que profundiza en la afinación grave de las guitarras, y en la pesadez general de la música del grupo catalán y dando un lugar privilegiado para las cuerdas vocales de César, que dicho de una manera llana, demuestra ser un “monstruo” con su voz, llegando a registros que jamás pensaría que tendría escuchando su trabajo en SILENT. De modo que si lo tuyo es el Stoner de principios de los noventa, no lo dudaría ni un momento, GOLDFISH ha facturado un gran disco que aunque sabe a poco (algo más de media hora entre los cuatro temas nuevos y los dos temas pertenecientes a un anterior trabajo), dice mucho.

Lo mejor de GOLDFISH, además del papel protagonista de César, del que ya he hablado, es que sin salirse de los parámetros del género, facturan composiciones que dentro de su estatismo natural y consustancial al estilo, son variadas y hasta cierto punto dinámicas, aunque parezca un contrasentido esta frase. Aunque debería empezar por el principio, pondré un ejemplo, el que para mí es el mejor tema del disco, “The Clonch (A Trip In Search Of Sound)”, un tema de extensión media y que uno no se cansa de escuchar gracias a las inflexiones de César y al efecto adictivo de los riffs de Josep y Toni. Evidentemente todo está construido a golpes de riffs que beben de los viejos BLACK SABBATH revisionados a través de TROUBLE, KYUSS y compañía, pero los efectos con los que van intensificando las estructuras y los ritmos sencillos pero imprescindibles de Aleix (que si uno escucha más detenidamente, no son tan sencillos...), sin olvidarse del cuerpo que da al conjunto Dani con su bajo, generan que la escucha de cada tema se haga amena y excitante.



Además del ya citado “The Clonch (A Trip In Search Of Sound)”, el disco se forma por otros tres temas nuevos y dos extras, “Tears You Waste In Vain” (que sigue la línea del resto del trabajo) y “Eighteen Ideas” (más agresiva de lo que cabría esperar, y que es un poco cajón de sastre en algunos momentos, pero que también mantiene el nivel y muestra a la banda en plena evolución), que fueron grabados en 2007 y en donde aunque el sonido es algo diferente y César no usa unos registros tan amplios, sirven junto al resto del trabajo para tener una idea global del sonido de GOLDFISH. De esos tres temas de los que aún no he hablado, “Feed From Me (Agu)”, se desmarca como otro de mis preferidos, gracias a su estructura, con continuos vaivenes que y a los contrastes de la voz de César. “Light Never Hides”, por su parte es mucho menos explosiva, encargándose más de recrear atmósferas a golpe de distorsión guitarrera, en uno de los temas donde los patrones Stoner están más definidos y que posee una estructura de intensidad creciente. Finalmente, “Coldness Denied”, se convierte en un tema inquietante, lleno de interesantes efectos de guitarra, mientras Aleix mantiene el pulso con unos ritmos que van aumentando su fuerza por momentos, y nuevamente César mantiene su protagonismo usando otro registro nuevo con el que incrementar su colección.

Una vez más el territorio nacional proporciona alimento para nuevas bandas que buscan su sitio y GOLDFISH reclama el suyo, en un género que en su momento gozó de excelente salud, quedando en un plano más minoritario hoy en día, pero demostrando su valía y calidad. A pesar de lo corto que se hace, “Goldfish” es un trabajo muy recomendable para todos aquellos que quieran sentirse en medio de la soledad y la aridez del desierto.

(Crítica publicada también en: http://www.rocktotal.com)

lunes, 30 de octubre de 2017

KIP WINGER - "From The Moon To The Sun": demasiado disperso


Vaya por delante que me enfrentaba a este disco ya avisado de que Kip Winger bebe de otras influencias en su proyecto en solitario fuera de WINGER. Vaya por delante también, que después de escuchar el “IV”, último trabajo de la citada banda, tampoco esperaba que fuera un trabajo sublime. Vaya por delante que no había escuchado los otros dos discos previos a “From The Moon To The Sun”. Vaya por delante todo esto, pero tras varias escuchas de este nuevo disco del vocalista y multiinstrumentista KIP WINGER, no he conseguido conectar en ningún momento con la propuesta por mucho que lo he intentado. Y eso que exenta de calidad no está, pero algo le falla a “From The Moon To The Sun”.

El problema fundamental de este trabajo es su irregularidad. Me parece bien que si tienes un proyecto en solitario quieras dar rienda suelta a todo aquello que si estás en un grupo no puedes usar. Pero hay que tratar de dar un mínimo de coherencia a todo para que no parezca que estamos ante un corta y pega de ideas. Y ese es el error que desde mi punto de vista ha cometido KIP WINGER. Ha mezclado demasiadas cosas y ninguna las logra redondear para que uno no tenga la sensación de que estamos ante temas inacabados. Evidentemente hay algún momento bueno, sobre todo en los primeros cortes del trabajo, pero en general “From The Moon To The Sun” no consigue entusiasmar y pasa sin pena ni gloria ante nuestros oídos. Pienso que si hubiera tratado de ser un poco más constante en la propuesta ofrecida, el resultado sería distinto, pero tal y como está concebido este trabajo, el oyente no consigue despegar más que en contadas ocasiones.


El disco comienza bien, con “Every Story Told”, un tema de aires modernos y arreglos muy pomposos, pero que consigue enganchar gracias a un buen estribillo y a la buena labor de Winger en las voces. “Nothing”, con ese inicio arábigo contiene otro buen estribillo, aunque en unas tesituras aún más modernas y actuales que el tema precedente. Finalmente, “Where Will You Go”, en forma de balada por momentos muy inspirada en los sesenta, consigue despertar cierto feeling, siendo uno de los mejores momentos del disco. En cualquier caso, este comienzo del trabajo promete, por lo menos aparentemente. ¿Cuál es el problema? que a partir de aquí todo se mueve en aguas demasiado monótonas, por no decir directamente sosas y sin conseguir despertar del amodorramiento general en el que el oyente ha entrado. “Pages And Pages”, íntima y oscura, por momentos recordando a PINK FLOYD en su faceta más tranquila está bien, pero es un bajón considerable respecto de lo que le precede. Por su parte, la instrumental “Ghosts” es asombrosa, un tema de Música Clásica complejo, donde Winger cuenta con la ayuda de una sección de cuerdas y que demuestra la versatilidad de este hombre, pero ¿qué pinta aquí?, entra con calzador y creo que está fuera de contexto.


No será hasta “California” que podamos despertar del letargo, no porque estemos ante un tema movido o por lo menos cercano a los tres primeros cortes del trabajo, pero la elegancia Pop que rodea al corte hace que nos llame un poco más la atención. “What We Are” sí que es un buen tema, mirando directamente a LED ZEPPELIN, Winger se ha sacado de la manga un tema añejo y pegadizo que consigue que la excitación vuelva un poco a nuestros cuerpos. No obstante lo que queda de aquí hasta el final no va a hacer que cambiemos de opinión, “One Big Game”, adentrándose por terrenos R&B acaba por hacerse un poco pesada, “Why” se pierde en demasiados rodeos atmosféricos que acaban por perder la magia que pretendían tener y no será hasta “Reason To Believe”, dentro de su modernidad, que Kip Winger nos consiga hipnotizar un poco aunque sólo sea por los sonidos árabes de los que se vuelve a contagiar. En la edición europea, además resta otro tema, “Monster”, que podría considerarse una continuación del anterior (con el mismo aprecio por lo árabe) pero con un mayor predominio de los samplers y los sintetizadores, siendo el exponente más moderno de todo el trabajo y que para mi gusto no es lo mejor del disco.

En resumen, sin ser un desastre pues hay cuatro o cinco temas que están bastante bien, “From The Moon To The Sun” se queda en un quiero y no puedo que no consigue explotar y que seguramente que, salvo que seas muy fan de la voz de Winger, no tendrá mucha repercusión, sobre todo después del tremendo inicio de año que Frontiers ha ofrecido con sus lanzamientos. Desde mi punto de vista, un disco que no pasa del aprobado.

(Crítica publicada también en: http://www.rocktotal.com)